poesia

 

TU PINCEL EN TU ESPACIO Y EN EL TIEMPO

A Emilio Vieites

 

 

Vives, existes, piensas,

bajo la misma ley de los poetas

en la noche más fría de la vida

-o en la noche templada-

la sombra del verde luminoso de tus óleos.

 

Estás, eres tú, piensas, meditas…

La inmensidad te apasiona, lo gigantesco,

lo inaccesible al mundo

-marches hacia el horizonte o retrocedas-.

 

Tu pincel, la sombra de los prados,

la cadena que ata al prisionero.

 

Tú, grande en el tiempo, en el espacio,
 tú, gigante en los pasos que transitas

con las alas repletas de designios.

 

Tú, Emilio Vieites, artista con mirada de arroyo:

no dejes de fluir.

 

Con tu creación redimes la sed del caminante

cuando la noche de la vida cae

y el cansancio del mundo

se instala en la mirada de los hombres.

 

 

 

MARÍA TERESA CERVANTES

 

Con admiración, amistad y cariño

María Teresa